Enter your email address below and subscribe to our newsletter

Lo que aprendi贸 un periodista tras meses de visitar a condenados a muerte y presenciar tres ejecuciones en Tennessee

Lo que aprendi贸 un periodista tras meses de visitar a condenados a muerte y presenciar tres ejecuciones en Tennessee

Comparte

Steven Hale, reportero del Nashville Banner, comparte su experiencia en el corredor de la muerte y las complejas relaciones que surgieron entre los presos y sus visitantes.

En agosto de 2018, Steven Hale, periodista del Nashville Banner, se encontraba fuera de la Instituci贸n de M谩xima Seguridad Riverbend en Nashville, Tennessee. Esa noche, estaba a punto de presenciar la primera ejecuci贸n en el estado en casi una d茅cada. El condenado era Billy Ray Irick, culpable de la violaci贸n y asesinato de una ni帽a de siete a帽os. Hale, junto a otros seis reporteros seleccionados por sorteo, fue testigo de la inyecci贸n letal de Irick, un evento que lo marcar铆a profundamente.

Durante esa noche, Hale observ贸 un escenario contrastante: por un lado, un grupo de partidarios de la pena de muerte celebraba la ejecuci贸n al ritmo de “Hells Bells” de AC/DC; por otro, un grupo de personas se reun铆a fuera de la prisi贸n para mostrar su amor y apoyo a Irick, incluso intentando, sin 茅xito, acompa帽arlo en sus 煤ltimos momentos. Este encuentro dej贸 una huella indeleble en Hale, quien se sinti贸 fascinado por los visitantes que consolaban a los condenados a muerte en sus 煤ltimos d铆as.

Hale comenz贸 a unirse a estos visitantes en sus viajes semanales a Riverbend, donde manten铆an conversaciones con los presos sobre temas cotidianos, desde f煤tbol hasta familia. En un periodo de menos de dos a帽os, Tennessee llev贸 a cabo otras seis ejecuciones, un hecho sin precedentes desde la d茅cada de 1940. Hale fue testigo de dos de estas ejecuciones adicionales y document贸 sus experiencias en su libro “Death Row Welcomes You: Visiting Hours in the Shadow of the Execution Chamber”.

El libro de Hale no solo relata las ejecuciones, sino que tambi茅n explora las complejas relaciones que surgieron entre los condenados a muerte y sus visitantes. Personas comunes, sin v铆nculos familiares con los presos ni un activismo previo contra la pena de muerte, se unieron para ofrecer consuelo y amistad a los condenados. Estas relaciones se convirtieron en una forma de aceptar a los presos por quienes son en el presente, en lugar de por los cr铆menes que cometieron d茅cadas atr谩s.

Hale describe sus encuentros como profundamente normales y, a la vez, extraordinarios. En una de sus visitas, un preso, al enterarse de que Hale hab铆a estudiado en la Universidad de Auburn, comenz贸 a bromear sobre el equipo de f煤tbol de la universidad. Este tipo de interacciones resaltan la humanidad de los condenados, una perspectiva que rara vez se ve en la narrativa p煤blica sobre la pena de muerte.

La experiencia de Hale lo llev贸 a cuestionar la justicia y la moralidad del sistema de pena capital en Estados Unidos. Observ贸 la arbitrariedad en la aplicaci贸n de la pena de muerte y las disparidades raciales inherentes al sistema. Su libro busca desafiar las ideas preconcebidas sobre los condenados a muerte y mostrar que, a pesar de sus cr铆menes, muchos de ellos han cambiado y merecen ser vistos como personas capaces de redenci贸n.

A trav茅s de su relato, Hale espera que el p煤blico reconsidere su postura sobre la pena de muerte y vea a los condenados como seres humanos complejos y multifac茅ticos. En sus palabras, “una vez que ves una ejecuci贸n de cerca, se vuelve muy claro que es simplemente matar a una persona”. Su libro es un testimonio de la capacidad de las personas para cambiar y la importancia de la empat铆a y la comprensi贸n en un sistema que, con demasiada frecuencia, se enfoca en el castigo y la retribuci贸n.

Comparte tu aprecio
Zona 24hrs
Zona 24hrs
Art铆culos: 293

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Mantente informado d铆a a d铆a de las 脷ltimas noticias