Enter your email address below and subscribe to our newsletter

GSMA insta a Sheinbaum a facilitar la asignación de espectro para operadores de telefonía

Comparte

Uno de los mayores desafíos que enfrentará el próximo gobierno de México en el sector de las telecomunicaciones será hacer más asequible la asignación de espectro para los operadores de telefonía móvil. Así lo afirmaron este jueves dos directivos del grupo GSMA, en el marco de la reciente elección de Claudia Sheinbaum como presidenta.

Claudia Sheinbaum, del partido gobernante Morena, ganó las elecciones presidenciales, convirtiéndose en la primera mujer en liderar el país. Sheinbaum ha expresado su intención de continuar las políticas de su predecesor, Andrés Manuel López Obrador.

Mats Granryd, director general del grupo líder en la industria de telecomunicaciones GSMA, señaló la importancia de considerar el costo del espectro. “Instaría al gobierno a considerar el espectro y controlar su costo”, mencionó Granryd, añadiendo que esto podría mejorar la cobertura para más usuarios.

En México, el espectro electromagnético se asigna a través de subastas, donde los operadores deben pagar una tarifa inicial y una anualidad. No obstante, estos costos se han incrementado tanto que “México es probablemente el único país del mundo donde teníamos más espectro en el pasado que en el presente”, indicó Lucas Gallitto, director para América Latina de GSMA.

Ejemplos de este problema incluyen a AT&T México, que devolvió parte del espectro, y a Telefónica, que renunció a todo su espectro asignado para sumarse a la red de AT&T. Según Granryd, cuanto más espectro tengan los operadores, mayor será la cobertura que podrán ofrecer a los usuarios.

Actualmente, solo la mitad de los mexicanos tiene acceso a la red 5G, la más rápida disponible, según una representante del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Un informe de GSMA de mayo destacó que las tarifas anuales son la principal barrera para los operadores en términos de costos.

La normativa vigente también ha afectado las finanzas del gobierno. El año pasado, México perdió aproximadamente 4,904 millones de pesos debido a la devolución del espectro, según datos del IFT. Un asesor de Sheinbaum mencionó que el nuevo gobierno podría implementar una política de telecomunicaciones a nivel nacional, incluyendo una revisión de cómo se subasta el espectro.

El reto para la administración entrante será equilibrar la necesidad de generar ingresos por la asignación del espectro con la posibilidad de ofrecer servicios más asequibles y accesibles para todos los mexicanos.

Comparte tu aprecio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente informado día a día de las Últimas noticias