Enter your email address below and subscribe to our newsletter

Crisis Humanitaria en Gaza: ONU Suspende Distribución de Alimentos en Rafah por Inseguridad

Crisis Humanitaria en Gaza: ONU Suspende Distribución de Alimentos en Rafah por Inseguridad

Millones en Riesgo de Hambruna Mientras Continúa el Conflicto en Gaza

La Organización de las Naciones Unidas ha suspendido de manera indefinida la distribución de alimentos en la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, ante la escalada de inseguridad y la escasez de suministros. Este anuncio llega en un momento crítico, cuando miles de personas dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

El 6 de mayo, las fuerzas israelíes intensificaron sus operaciones en Rafah, lo que ha complicado significativamente la entrega de ayuda. Según el Programa Mundial de Alimentos, asociado a la ONU, el centro de Gaza también enfrenta una grave falta de recursos alimenticios. Abeer Etefa, portavoz del programa, alertó que sin un ingreso considerable de suministros “prevalecerán condiciones de hambruna”.

La situación se complica aún más con las recientes acciones legales internacionales. El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, ha acusado tanto a líderes israelíes como a miembros del grupo Hamás de usar la hambruna como herramienta de guerra. Esta acusación ha sido refutada enérgicamente por ambas partes involucradas en el conflicto.

En un período de dos semanas, desde la ofensiva inicial sobre Rafah, la entrada de ayuda ha sido mínima. Informes de la ONU indican que solo un puñado de camiones ha logrado ingresar a Gaza a través del cruce de Kerem Shalom, ya que los enfrentamientos armados obstaculizan el acceso.

El Programa Mundial de Alimentos hizo un esfuerzo por distribuir alimentos el pasado viernes, pero las complicaciones continuaron cuando multitudes desesperadas interceptaron los camiones, resultando en una entrega muy por debajo de lo necesario. Según Etefa, los paquetes de alimentos que actualmente se distribuyen “se agotarán en pocos días”, lo que podría desencadenar una crisis aún mayor.

La situación de los refugiados es particularmente desoladora. Al inicio del mes, más de un millón de palestinos buscaban refugio en Rafah huyendo de otras zonas conflictivas. Sin embargo, muchos han tenido que desplazarse nuevamente debido a la intensificación del conflicto.

La Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina ha tenido que suspender sus operaciones en Rafah, complicando aún más el panorama. Las escuelas y otras infraestructuras utilizadas como refugios temporales ya están sobrepasadas y en condiciones precarias.

Este cese en la distribución de alimentos no solo refleja la grave inseguridad en la zona, sino también la complejidad de llevar a cabo operaciones humanitarias en un contexto de guerra abierta y disputas políticas. La comunidad internacional observa con creciente preocupación mientras casi la mitad de la población en Gaza enfrenta niveles de hambruna catastróficos, con el territorio al borde de una crisis humanitaria sin precedentes.

Comparte tu aprecio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mantente informado día a día de las Últimas noticias